La Estrella: actuar en el mundo, encontrar su sitio

  • Y si La Estrella hablara…

    “Estoy en el mundo, soy del mundo, actúo en el mundo

    estoy en mí, soy de mí, actúo en mí.

    Separada y unida al mismo tiempo,

    ínfimo engranaje de una máquina cósmica,

    colaboro, recibo y doy, absorbo y reparto.

    Mi desnudez es completa:

    ningún principio me guía,

    ni más ley que la natural”

    A. Jodorowsky

    El Arcano XVII representa al primer ser humano desnudo del Tarot. Con él comienza la aventura del ser que ha llegado a la pureza, al desasimiento, a la verdad desnuda. Más allá del mero parecer. La Estrella no tiene nada que ocultar, solo tiene que encontrar su lugar en la tierra. la actitud de La Estrella sugiere piedad y sumisión: uno se arrodilla en un Templo o en presencia de un rey o reina. Puede decirse, pues, que honra el lugar en el que se establece. Pero su rodilla apoyada en el suelo puede ser también señal de arraigo: ha encontrado su sitio en la Tierra y está en comunicación con el cosmos.

    Palabras clave para La Estrella

    Suerte - Nutrir - Sacralizar - Respetar - Fecundidad - Don - Inspiración - Feminidad - Canto - Estelar - Cósmico - Ecología - Irrigar - Encontrar su sitio - Estrella del espectáculo - La buena Estrella

    cielo-estrellado

    En una lectura

    Simbólicamente, La Estrella representa el guía espiritual que llevamos dentro, relacionado con las fuerzas más profundas del el Universo, con la divinidad. Es lo desconocido de nosotros mismos y en lo que podemos tener fe: nuestra “buena estrella”.

    Representa una etapa en la que uno encuentra sitio para actuar en el mundo, embelleciéndolo y nutriendolo desde un lugar que uno ha hecho suyo. Incita, a veces, a no elegir entre dos opciones aparentemente irreconcialiables, sino a concialiarlas. Es tradicionalmente vista como un signo de suerte, de prosperidad, de fertilidad. Simboliza la acción generosa. También se asocia con el amor divino, la esperanza y la verdad (la verdad desnuda).

    Esta carta, por su desnudez y su naturaleza estelar también evoca a Venus, la estrella del pastor, el astro más brillante que permite orientarse en la noche.