El Poder del Péndulo

  • magic-pendulum

    El Péndulo y la Radiestesia

    El uso del péndulo se encuadra dentro de los instrumentos de la radiestesia. La radiestesia o rabdomancia trata las formas de medir campos de energías o radiaciones mediante el uso de objetos destinados a ello, como pueden ser péndulos o varillas de zahorí entre otros.

    La mente subconsciente no puede originar nada. Sólo puede actuar en base a sugerencias transmitidas por una fuente exterior; en este caso, por la mente consciente del que maneja el péndulo. El péndulo es un objeto que cuelga de una cuerda o cadena. En radiestesia se utilizan los péndulos para amplificar la vibración que genera el impulso nervioso proveniente del operador que hace una pregunta y recibe una respuesta que proviene de su subconsciente, incluso orientado por la energía universal. También el péndulo reconoce las vibraciones que emite el objeto de estudio (lugar, persona, objeto). El péndulo es particularmente propicio para aquellos que tienen gran concentración, persistencia y fuerte magnetismo. Es un medio de comunicación entre las mentes consciente e inconsciente. Para que pueda tener lugar la comunicación entre estos dos «extraños», ha de establecerse un lenguaje común, un lenguaje que sea comprendido por ambos.

    Para aprender a trabajar con el péndulo se requiere un péndulo que te guste mucho, no importa si es muy elaborado o sencillo, si lo compraste o lo hiciste tú mismo. Aunque es un objeto de trabajo, al igual que el artesano que ama a sus herramientas, con el péndulo es igual. Por eso es importante que te sientas atraído con él para que puedas desarrollar cierta empatía con tu péndulo, ya que se requiere que la comunicación sea real, que no tengas la impresión de estar moviendo sólo un pequeño objeto, sino que sientas que estás comunicándote con un ser.

    CÓMO UTILIZAR EL PÉNDULO

    MURIEL

    A lo largo de todo este viaje, el hallazgo de respuestas ante las preguntas que se nos formulen no es tan importante como formular las preguntas sinceramente, con una mentalidad abierta.

    Para empezar lo más importante es estar centrados, tranquilos, y en conexión. Es estar conectados con nuestra presencia y por tanto tener acceso a toda la información que existe de forma sutil, sin importar el tiempo ni el espacio. Establece contacto con tu presencia Yo Soy la única presencia en acción y busca tu alineamiento, busca tu equilibrio: derecha e izquierda, arriba y abajo y estabiliza tu vibración. Ahora estás listo para utilizar el péndulo.

    1. El péndulo responderá a cualquier pregunta que requiera un sí o no por respuesta, pero deberás cerciorarte de que las preguntas se plantean de ese modo.
    2. Tu mente y tus emociones han de estar en un estado neutral. Si deseas obtener una interpretación exacta, no puedes tener una opinión ya establecida ni sentir una emoción determinada por una respuesta.
    3. Cerciórate de estar tranquilo y sereno al utilizar el péndulo. El motivo es que las emociones fuertes suelen afectar el sistema nervioso. El péndulo funciona en base a unos principios bioeléctricos
    4. Siéntate con los pies separados y firmemente plantados en el suelo. Si eres diestro, sostenlo con la mano derecha; si eres zurdo, con la izquierda. Mantén la otra mano a un costado. No se deben cruzar ni los brazos ni las piernas, para que la energía fluya.
    5. El péndulo funciona según unos principios eléctricos y lee las radiaciones. Por lo tanto, al usarlo cerciórate de que no está en un entorno con demasiados aparatos eléctricos.
    6. Mientras el péndulo gira en el sentido de las agujas del reloj, di en voz alta: «Esto significa SI». Mientras gira en el sentido contrario, di en voz alta: «Esto significa NO.» (Repite el ejercicio todos los días durante una semana, para asegurar que tu subconsciente ha aceptado y asimilado las sugerencias.) Entonces estarás listo para hacer preguntas y descubrir todo un nuevo campo de comunicación con su mente subconsciente.

    Nota: Cuando el péndulo oscila levemente de lado a lado es que no hay ninguna energía o respuesta para esa pregunta.