Tirada del “Sí” o “No”: una carta dice mucho

  • Hemos hablado ya, en varias ocasiones, de diferentes lecturas del Tarot y, para acabar con aquellas más simples, os vamos a hablar de la tirada del “Sí” o “No”. Es una tirada súper sencilla de realizar y solo vais a necesitar una carta. ¿Queréis saber cómo hacerla y en todo lo que os puede ayudar? Nosotros os lo contamos en este artículo.

    ¿Qué es la tirada del “Sí” o “No”?

    Como ya te puedes imaginar, esta tirada sirve para obtener una respuesta simple, única, a una pregunta. Por ello, debemos tener muy claro todo lo que queremos saber y hacer la pregunta de la manera más concreta que podamos.

    ¿Cómo se lleva a cabo la tirada del “Sí” o “No”?

    Para efectuar esta tirada, lo primero que debemos hacer es mezclar bien el mazo a la vez que planteamos nuestra pregunta al Tarot. Podemos estar todo el tiempo que queramos; de hecho, es importante que lo hagamos para que la pregunta quede muy clara. Y, una vez lo tengamos, iremos colocando las cartas encima de la mesa boca abajo. No importa cómo las coloquemos, mientras las tengamos todas a la vista.

    Cuando hayamos puesto todas las cartas encima de la mesa, ha llegado el momento de seleccionar una de ellas y darle la vuelta. Os aconsejamos, en este punto, que os toméis tiempo para analizar todas las cartas mientras seguís pensando en vuestra pregunta. Veréis que, si os tomáis este tiempo, habrá una carta que os llamará mucho más la atención que cualquier otra. Cuando sintáis que esta carta os llama, esta es la que debéis seleccionar. Y, cuando la tengáis, es momento de seleccionarla y darle la vuelta. Por último, solo os queda interpretarla para conocer la respuesta a vuestra pregunta.

    ¿Cuáles son las mejores cartas en la tirada del “Sí” o “No”?

    No sucede en todas las lecturas, pero hay algunas de ellas en las que ciertas cartas destacan por encima de las demás. En el caso que nos ocupa, tanto para bien como para mal, las cartas que destacan son:

    Cartas favorables

    • Los Enamorados: la carta de los Enamorados es siempre un “Sí” rotundo, por lo que, si os sale esta carta, podéis estar seguros de que la respuesta es afirmativa.
    • El Mundo: otra carta muy positiva para esta lectura es El Mundo. En el Tarot, esta carta indica el fin del viaje, la consecución de los objetivos y, sobre todo, la necesidad de disfrutar del momento.
    • La Emperatriz: esta carta está muy vinculada a los nuevos inicios y a la intuición, por lo que suele ser indicativa de que algo sucederá. Para bien o para mal.
    • El Sumo Sacerdote: al igual que la carta de La Emperatriz, el Sumo Sacerdote ofrece una respuesta positiva si pensamos bien en la situación y damos los pasos adecuados.
    • La Templanza: por último, La Templanza es también otra carta que nos da una respuesta afirmativa. Eso sí, nos indica que debemos tener paciencia y dejar que el tiempo haga su trabajo. Si nos ponemos a correr y lo queremos todo rápido, esta respuesta afirmativa puede cambiar.
     

    Cartas negativas

    • El Diablo: cuando sale esta carta, la respuesta suele ser negativa y nos resalta la necesidad de dejar de lado ciertos perjuicios para que nuestra vida cambie hacia donde queramos nosotros.
    • La Rueda de la Fortuna: aunque no lo parezca, esta carta suele ser negativa porque es indicativa de cambios y de movimientos. Esto conlleva que llegarán cambios a nuestra vida y que, por ende, esto que queremos no está del todo determinado.
    • La Muerte: al igual que sucede con la carta de La Rueda de la Fortuna, esta carta es indicativa de cambios, pero de cambios que vamos a tener que vivir sí o sí. Por ello, cuando hay movimiento en un futuro presente, el Tarot no puede afirmar algo rotundamente.
    • El Colgado: por último, os queremos hablar de El Colgado. Esta carta está vinculada con la necesidad de ser realistas y de mantener los pies en la tierra. Por este motivo, es indicativa de negación. Sin embargo, no dice que, con el tiempo, la situación pueda cambiar, sino que ahora no es el momento adecuado para ello.

    Como veis, la lectura del “Sí” o “No” es de lo más simple de llevar a cabo y ofrece una respuesta clara y muy concisa. Sin embargo, si lo que buscamos es otro tipo de información, esta no es la correcta. Para ello, deberemos buscar otra de las lecturas de la que os hemos hablado.