Tirada de las tres cartas: simple y accesible para todos

  • Hemos visto en otros artículos varias tiradas que podemos realizar con el Tarot en función de nuestra experiencia, la información que estamos buscando o necesitamos, etc. También hemos hablado de los oráculos y de la necesidad de consultar con tarotistas especializados cuando necesitamos información muy concreta, completa o cuando tenemos situaciones complicadas entre las manos. De hecho, el propio Tarot puede indicarnos la necesidad de consultar con un profesional. Pero, en este caso, os queremos hablar de otra tirada que podéis llevar a cabo en casa de una forma muy rápida y simple. Os hablamos de la tirada de las tres cartas.  

    ¿Qué es la tirada de las tres cartas?

    Cuando hablamos de la tirada de las tres cartas, nos referimos aquella tirada en la que solo se usan tres cartas y los Arcanos Mayores del mazo del Tarot. No importa el mazo que utilicemos, siempre que tengamos claros los significados y los mensajes de los Arcanos. Del mismo modo, debemos tener muy claro cómo llevar a cabo correctamente esta tirada.

     

    ¿Cómo se realiza la tirada de las tres cartas?

    Lo primero que debemos hacer para hacer esta tirada es mezclar bien las cartas del Tarot, a la vez que nos concentramos en la pregunta que queremos hacerle. Este paso es siempre el mismo en todas las tiradas.

    Cuando pensemos que ya hemos dejado clara nuestra pregunta a las cartas, es momento de empezar la tirada. Para ello, vamos a colocar todas las cartas encima de la mesa en filas y boca abajo. No importa el número de cartas que pongamos en cada fila.

    Una vez tengamos las cartas colocadas encima de la mesa, deberemos escoger tres de ellas. La primera, la vamos a poner a la izquierda; la segunda, en el medio. Y, la tercera, a la derecha. Ahora, ya podemos empezar a interpretar las cartas.

    Interpretación de las cartas del Tarot en la lectura de las tres cartas

    Empezaremos a interpretar el mensaje de las cartas centrándonos en la que hemos colocado a la izquierda. Esta carta representa nuestras acciones, decisiones y comportamientos que hayamos tenido o hecho en el pasado. Es una carta que nos indica qué nos ha llevado a la situación que tenemos ente las manos en este momento.

    Seguiremos la lectura con la carta del medio. Esta representa la situación actual, nuestra posición en la vida y todo aquello que nos puede ser favorable y lo que no lo es. Además, nos hablará de nuestros sentimientos, emociones, etc. También nos dará detalles que nosotros no conocemos o que no estamos teniendo en cuenta.

    Por último, vamos a centrarnos en la última carta que hemos sacado de la baraja: la carta de la derecha. Esta carta nos habla del futuro, de cómo se desarrollarán los hechos en nuestra vida si no hacemos nada. Siempre hay algo que debemos hacer: esto debemos tenerlo claro. Por un lado, si nuestra situación nos es favorable o las cartas nos dicen que lo será, debemos aceptar los consejos que nos dé esta carta para poder disfrutar de la situación al máximo, así como para extenderla en el tiempo tanto como podamos. De hecho, los buenos momentos deben ser aprovechados y vividos, pues no durarán para siempre. Por el contrario, si esta situación a la que nos referimos es negativa o poco favorable, es momento de empezar a movernos, ya sea para evitarla o bien para solucionarla cuanto antes. En este sentido, esta carta nos dará la clave para lograrlo.

    Mensaje general de la tirada

    Cuando tengamos todas las cartas interpretadas, debemos extraer un mensaje global de todas ellas. Es decir, debemos ser capaces de decir que nos ha pasado algo porque, en su momento, hicimos este otro algo y esto nos llevará a vivir otro algo. Y, para mejorar, debemos ponernos a hacer lo que las cartas nos indiquen. Si no podemos sacar este mensaje es que no hemos realizado correctamente la consulta y, por ende, debemos revisar muy bien cómo interpretamos las cartas.

    Debemos tener en cuenta en este punto que la lectura puede no funcionar porque estamos siendo demasiado subjetivos: normal cuando hablamos de algo que nos afecta mucho. Y, en este caso, es cuando debemos buscar la ayuda de alguien más que no seamos nosotros. Esta persona a la que vamos a recurrir puede ser un vidente o un tarotista profesional: ellos verán la situación de forma objetiva y, por ende, darán con una interpretación mucho más correcta y precisa.

    Como veis, la tirada de las tres cartas es de lo más simple, por lo que os animamos a que la probéis en casa. Recordad que debéis seguir los pasos correctamente para que os funcione y que, en caso de no poder llevarla a cabo correctamente, recurráis un profesional.