Tarot y autoconocimiento: cómo el Tarot nos ayuda a crecer como personas

  • El Tarot es un sistema de adivinación de los más usados en la actualidad. Pese a que es algo que todos sabemos, muchos son los que aún no utilizan esta herramienta para mejorar sus vidas. Sin embargo, lo que muchos no tienen tan claro es que el Tarot nos ayuda a conocernos mejor y a crecer cómo personas. Por ello, en este artículo, queremos hablaros del Tarot y autoconocimiento, es decir, de cómo el Tarot influye en nuestro crecimiento.

    Tarot y autoconocimiento: la importancia de conocernos mejor

    Si queremos avanzar por la vida, sabemos que es imprescindible ir creciendo como personas. Aquellos quienes se niegan a ver sus propios defectos o las consecuencias de sus acciones, son personas cuyas vidas nunca serán plenas. Sin embargo, sabemos que no siempre tenemos conocimiento de aquellas acciones que pueden ser perjudiciales, tanto para nosotros como para los demás. Por este mismo motivo, es imprescindible avanzar por la vida e ir mejorando nuestras conductas y habilidades. Pero, ¿cómo nos ayuda el Tarot en ello?

    Conocer mejor las situaciones vividas

    Para crecer, lo más importante es ser conocedores de todas las situaciones que hemos generado y que hemos vivido en la vida. Es posible que hayamos hecho algo de lo que no tenemos conocimiento y que nos haya traído momentos difíciles y complicados. Querer cambiar algo sin saber el qué es tarea imposible. En este caso, el Tarot nos dará información sobre los hechos que nos llevan a vivir esta realidad que, quizá, no nos acabe de gustar. Es decir, nos indica qué es lo que no debemos hacer para volver a vivir las mismas situaciones una y otra vez. Aquí, ya tenemos el primer eslabón al autoconocimiento.

    Las lecturas, momentos personales

    Otra manera en la que nos ayuda el Tarot a la hora de crecer como personas es que nos ofrece un tiempo para nosotros. Un momento en el que no estamos pensando en nada más y en el que solo estamos pendientes de los mensajes de las cartas. Este momento de paz es un momento personal en el que desconectamos de todo y, por ende, tenemos una mayor claridad. Por este motivo, cuando las cartas nos indican situaciones que debemos mejorar, nosotros las interiorizamos. Luego, podemos reflexionar sobre ellas y encontrar la mejor manera de aplicar pequeños cambios que nos ayuden a corregir ciertas actitudes.

    Cerrando círculos que no nos llevan a nada

    Muchas veces, nos preguntamos por qué siempre nos pasa lo mismo. La repetición de situaciones en la vida, que no nos aportan nada, viene dado por la repetición de las mismas acciones. Es decir, si nuestras relaciones siempre acaban mal por el motivo que sea, quizá debemos plantearnos la forma en la que nos comportamos en determinadas situaciones o el tipo de persona que nos atrae. Los círculos que no nos aportan nada y que nos cierran en determinadas situaciones son lo que, por norma general, no nos dejan avanzar. Si conocemos estos círculos, podremos tomar consciencia de ellos y, por ende, modificarlos. Podremos encontrar, así, relaciones más estables y fluidas, mantener los empleos y mucho más.

    Consejos de las cartas del Tarot

    Por último, debemos decir que las cartas no solamente nos indican algo que nos puede pasar en el futuro, sino que también nos dan consejos sobre cómo sobrellevar estas situaciones y, en la mayoría de los casos, sobre cómo podemos evitarlas. Por ello, es importante que el tarotista que nos lea las cartas sea profesional, pues son los únicos que realmente entienden todo su simbolismo y representación. Al tener esta información, es decir, al saber qué debemos hacer para mejorar nuestras vidas, podemos empezar a trabajar en ello y, por ende, reducir las situaciones que nos pueden traer complicaciones a nuestra vida.

    ¿Cómo saber si un tarotista es profesional?

    Sabemos que, hoy en día, hay muchas personas que se dedican a leer las cartas, pero no todas ellas son tarotistas y videntes en realidad. Por ello, pueden llevarnos a información errónea que solo entorpecerá nuestras vidas. Si queremos dar con un buen tarotista de verdad, hay varias formas de hacerlo:

    • Recurrir a un tarotista que nos hayan recomendado
    • Hacer una búsqueda por Internet y ver cuáles son los que ofrecen más servicios y más completos.

    Si conocemos a alguien cercano que ha hecho uso de este servicio, casi seguro que nos recomendará al tarotista. Acudir, pues, a un tarotista que nos hayan recomendado es una de las primeras opciones que tenemos.

    Por otro lado, si no tenemos referencia alguna, una búsqueda en Internet puede ayudarnos a encontrar el que mejor se adapte a nosotros. En este caso, es importante que nos fijemos en la cantidad de servicios que nos ofrece: no es lo mismo una persona que solamente lea las cartas que una persona que lee las cartas y que, además, puede ofrecernos otros servicios, como rituales. A cuantos más servicios pueda ofrecernos este tarotista, más convencidos podremos estar de que es el adecuado.

    Como hemos visto, pues, las cartas del Tarot y autoconocimiento están muy vinculados, por lo que es una buena idea ver este sistema de adivinación como más que esto: debemos verlo como una herramienta que nos permitirá ser mejores personas.