Ritual para la buena suerte en el amor: olvídate de las relaciones tóxicas

  • Ritual para la buena suerte

    Cuando hablamos de relaciones tóxicas, estamos hablando de aquellas relaciones que no nos hacen sentir bien en general. Todas las relaciones tienen sus buenos y sus malos momentos, pero para que sean buenas, estas deben llenarnos. Cuando estamos en una relación en la que no nos sentimos completos, en la que nos sentimos despreciados o en la que nos sentimos poco importantes, debemos acabar con ella. Y no siempre es fácil. Esto lo sabemos. Sin embargo, lo que sí os podemos decir que los rituales siempre nos ayudan a mejorar nuestra vida y nosotros os queremos hablar de un ritual para la buena suerte en el amor. De este modo, no os decimos que mañana encontréis el amor, pero sí os podemos decir que las futuras relaciones que os traiga la vida serán de todo menos tóxicas.

    ¿Qué vamos a necesitar para el ritual para atraer la buena suerte en el amor?

    Lo primero es tener a mano todos los materiales necesarios para llevar a cabo este ritual. Os dejamos la lista:

    • Una vela de color rojo
    • Una vela de color blanco
    • Una rosa roja
    • Una rosa blanca
    • Agua
    • Un frasco con tapón de madera
    • Un hilo rojo

    Como veis, los materiales que os proponemos son muy simples de encontrar, por lo que podréis hacer este ritual sin ningún problema. Ahora que ya tenéis lo que necesitáis, vamos a ver el paso a paso para hacer este ritual.

    Paso a paso para el ritual para la buena suerte en el amor

    Ahora que ya lo tenemos todo listo, solo nos queda empezar con el ritual. Para ello, vamos a empezar por prender las dos velas. Primero, vamos a prender la vela de color rojo y la vamos a situar al lado izquierdo de la mesa en la que estemos haciendo el ritual o en el suelo. Luego, la blanca y la vamos a colocar a la derecha.

    Cuando tengamos las velas listas, es momento de pasar a crear nuestra botella de la buena suerte. Para ello, vamos a introducir los pétalos de ambas rosas. En este caso, lo mejor es que los mezclemos entre ellos, en vez de poner primero uno y después los otros. Además, la mezcla también quedará mucho más bonita. Y, cuando ya lo tengamos, es momento de añadir el agua. Vamos a cubrir toda la botella con ella.

    Por último, solo nos queda cerrar la botella. Para ello, usaremos la cera de la vela blanca: la vamos a esparcir por todo el cuello de la botella asegurándonos de que esta quede bien sellada. Y, por último, le pasamos el hilo rojo por encima una vez se haya enfriado.

    ¿Dónde guardar la botella del ritual del amor?

    Cuando ya tengáis vuestra botella hecha, es momento de decidir dónde la queréis guardar.

    Lo cierto es que la podéis guardar donde queráis o llevarla siempre encima: esto es una decisión muy personal de cada uno de vosotros. Sin embargo, nosotros os recomendamos que la dejéis en casa, en un sitio en el que se vea bien. Es muy bonita y, de este modo, el efecto llegará a toda la casa. Aun así, sí hay dos momentos en el que deberíais tenerla encima o muy cerca: cuando acudáis a una cita con una persona a la que veis como pareja y cada vez que os sentéis a evaluar la relación que tenéis. Si lo hacéis, os daréis cuenta de que una voz en vuestro interior se hace notoria para guiaros. Se trata del ritual y, mediante ella, os indicará si esta relación puede ser la buena o si es mejor dejarla de lado.

    ¿Cuándo se debe llevar a cabo este ritual?

    Este ritual de amor se puede realizar cuando queráis. No es de estos rituales que tienen una fecha o una hora del día en concreto. Sin embargo, sí es cierto que no es un ritual que dure para siempre. Por ello, cada vez que veáis que los pétalos de las flores empiezan a amarillear, será momento de volver a hacerlo. O bien, podéis hacerlo cada mes.

    Consideraciones para tener muy en cuenta

    Lo que sí es importante es que conozcáis un poco más este ritual para aseguraros de que lo lleváis a cabo correctamente. En este sentido, pues, debéis tener en cuenta un par de cositas.

    La primera es que, como cualquier ritual, debe hacerse en un espacio donde encontréis la calma. Necesitáis un momento en el que poder estar con vosotros mismos y todo el tiempo que os haga falta. No podéis ir con prisas, pero ni con este ni con ningún otro ritual que hagáis.

    La segunda es que no podéis hablar de él con nadie. Es decir, si tenéis gente que piensa como vosotros o veis que necesita ayuda, lo podéis compartir. Esto está claro. Pero, lo que nunca os recomendamos es que le expliquéis a nadie que vosotros lo tenéis hecho.

    Los rituales para el amor son una buena forma de alejarnos de estas relaciones que nos hacen sufrir día a día. Y, nosotros, os hemos presentado uno de los más fáciles con los que os podéis encontrar. Os animamos a realizarlo y a disfrutar del amor plenamente.