El Ermitaño en el Tarot: simbolismo y significados

  • Cuando empezamos con el Tarot, es normal que nos confundamos con algunas cartas y sus significados. Sin embargo, a medida que vamos practicando, nuestras lecturas se vuelven más precisas y, más, si acabamos por comprender los significados más profundos de cada una de las cartas que lo conforman. Nosotros os hemos ido explicando el significado de algunas de ellas y vamos a continuar con ello para que acabéis siendo unos expertos en el tema. En este caso, vamos a hablar de la carta de El Ermitaño y de todo cuanto esta nos quiere transmitir.

    El Ermitaño: simbología general

    A diferencia de otras cartas del Tarot que cambian mucho su significado en función de su posición en las lecturas, la carta de El Ermitaño es bastante estática y no tiene grandes variaciones. Nos habla de cambios profundos que debemos valorar, de meditación y de retiro; es momento de aclararnos las ideas y de alejarnos de todo cuanto puede ser perjudicial para nosotros.

    Significados de la carta de El Ermitaño en su posición derecha

    Cuando El Ermitaño nos sale en su posición derecha, por lo general, nos habla de la necesidad de hacer un examen de consciencia y de introspección; de la necesidad de soledad para poder volver a ser nosotros mismos y recuperar nuestra esencia.

    Amor

    Cuando hablamos de amor y nos sale esta carta debemos ir con especial cuidado, pues una persona de nuestro pasado va a volver a entrar a nuestra vida. Lo cierto es que las intenciones que tiene no son de las mejores y, mucho menos, si ahora estamos con otra persona. Por ello, es esencial que reflexionemos bien en ello antes de hacer nada. Y, en el caso de estar solteros, la carta nos indica que esta persona volverá a hacernos daño, por lo que debemos estar muy seguros de lo que queremos antes de dar un paso.

    Trabajo y dinero

    El Ermitaño, cuando hablamos de trabajo, nos indica que no es momento de hacer grandes cambios, por lo que si lo teníamos en mente, es mejor dejar estas ideas a un lado. Al menos, por el momento. En cambio, sí es un buen momento para estudiar, para ampliar conocimientos que, con el tiempo, nos permitirán avanzar en este campo. En cuanto al dinero se refiere, esta carta nos indica que debemos ser muy conservadores y pensar, detenidamente, antes de hacer nada. Si hemos estado considerando hacer inversiones, ahora debemos ir con sumo cuidado. Y, si ya las tenemos hechas, es momento de controlarlas de cerca.

    Salud

    La carta del Ermitaño nos indica que cualquier problema de salud que tengamos se debe, en gran parte, a la manera en la que gestionamos nuestras emociones. Está demostrado que la forma en la que gestionamos nuestras emociones afecta a nuestra salud física. Y esta carta nos dice que nuestras dolencias provienen de esta fuente. Por este motivo, es importante que aprendamos a relajarnos y a ver las cosas desde otro punto de vista. Siempre hay algo que nos hace sentir mejor y ahora es el momento de hacer uso de ello.

    Significados de la carta de El Ermitaño en su posición invertida

    Como hemos avanzado anteriormente, la carta de El Ermitaño es bastante inmóvil y no suele tener interpretaciones muy diferentes en función de su posición en la lectura. Sin embargo, sí hay una gran diferencia que debemos mencionar: en esta posición, la carta puede implicar la necesidad de recogimiento, como en la anterior, o bien puede estar indicando que llevamos demasiado tiempo encerrados en nosotros mismos. Ya es el momento de volver a la sociedad y disfrutar de ella.

    Amor

    Cuando la carta de El Ermitaño nos sale en esta posición y en las lecturas del amor, lo cierto es que tiene un significado bastante negativo. Nos habla de rupturas, divorcios complicados o malos momentos. Y, todo ello se debe solo a una gran falta de diálogo. Por este mismo motivo, es importante valorar bien las cosas antes de hacer nada. Para los que llevan tiempo estando solteros, la carta les indica que deben empezar a salir. Es el momento adecuado para recuperar nuevas amistades o hacer algunas de nuevas.

    Trabajo y dinero

    Si hay problemas en el trabajo, esta carta nos indica que parte del problema podemos ser nosotros. Es posible que nos hayamos encerrado en nosotros mismos y nos hayamos vuelto menos tolerantes con los demás. Además, es posible que también hayamos asumido que todo lo que hacemos está bien y esto no siempre es así. Es momento de pedir opinión a aquellos en los que más confiamos. Relacionado con el dinero, esta carta nos dice que no es momento de hacer las cosas por nuestra cuenta. No implica que haya peligro en las inversiones o los movimientos en los que hemos estado pensando, sino que debemos contar con la ayuda de un especialista en el tema. Y ser conservadores, muy conservadores.

    Salud

    Cuando vemos esta carta en esta posición, nos indica que estamos muy dispersos. Nos cuesta concentrarnos y no pensamos con claridad. Es posible que tengamos pequeños accidentes por este motivo. Por ello, es esencial que trabajemos un poco más la mente para conseguir centrarnos. Es importante que vayamos con cuidado a la hora de coger el coche, con las tareas del hogar y cuando vayamos a practicar deportes.    

    Como  ves, la carta de El Ermitaño es bastante simple de interpretar. Sin embargo, es fundamental que la tomemos en consideración y le prestemos la atención que requiere.