Adivinación por Runas Vikingas

  • Adivinación-mediante-las-runas-1

    Las Runas tienen una fascinación especial, tanto por su modo de revelarse como forma de adivinación como por los simbolismos rúnicos. Despiertan la imaginación y nos recuerdan que ya en los albores de la Humanidad civilizada existían métodos de comunicación con los dioses para conocer nuestro Destino. Las Runas con su simplicidad misteriosa evocan una época en el que el hombre se comunicaba por símbolos muy poco elaborados con su Universo, pero que a la vez describen a la perfección las vivencias místicas y espirituales de todos nosotros. Han perdurado a lo largo del tiempo y son consultadas hoy en día por miles de personas en busca de guía.

    El sistema de adivinación del futuro por medio de las Runas es sin duda  una de las formas de oráculo más conocida del norte de Europa y, sobre todo, la más antigua de Europa. Las Runas fueron por los pueblos germanos, los celtas y los vikingos.

    La palabra Runa deriva del nórdico run (plural, ), que significa letras, ciencia. De aquí que runa sea cada uno de los caracteres empleados en la escritura de los antiguos escandinavos, incorporando, incluso, el significado de «señal mágica».

    Se utilizó a su vez como forma de escritura y su uso se conservó en el norte de Europa hasta bien entrado el siglo XIII. Según la vieja tradición nórdica, los objetos de uso cotidiano, incluidas las armas, se vuelven más eficaces si llevan grabados algunos signos rúnicos en su superficie.

    El modo de interpretación de las runas varía mucho según las tradiciones. Las piedras que forman el oráculo rúnico han de ser guijarros de río o codones. Los antiguos elaboraban ellos mismos sus runas recogiendo las piedras en las cercanías de ríos sagrados.

    Las runas, como todo, tienen su historia. Se cuenta que fueron entregadas como regalo de Odín (Dios de la guerra) a los nórdicos. Si bien en un inicio se utilizaba como un método de comunicación, prontamente comenzó a utilizarse para saber los resultados de las batallas. En la edad media su uso se vio intensificado debido a que sabios y sacerdotes nórdicos las utilizaban como talismanes para recetas y conjuros; sin embargo, en la época de la inquisición su uso se vio debilitado por la prohibición de las prácticas paganas.

    Significado de las Runas:

    runas

    Al alfabeto rúnico se le conoce como Futhark, derivado del nombre de las seis primeras runas: f, u, th, a, r, k. En un inicio las runas eran 24, sin embargo, los Celtas sumaron una más a la cual llamaron Odín, en honor a su Dios.

    Feu: considerada el inicio, ya sea de un problema de salud, una relación amorosa o bien éxitos económicos. Esta runa simboliza la cosecha de lo sembrado.

    Uruz: precaución en los negocios, relaciones apasionadas, energía, fuerza y vigor que deben ser equilibrados.

    Thurisaz: es la runa de la no-acción, es decir; no dar ningún paso sin antes reflexionar, en la salud ser prudentes, en el dinero indica el no aventurarse.

    Ansuz: runa de la revelación, los mensajes y señales. Indica los encuentros inesperados, la comunicación y afrontar los problemas.

    Raido: indica lo doble, viajes, ir y venir, saludo y despedida. Un amor que llega y pronto se va. No agobiarse por lo dejado atrás. Cambios.

    Kano: claridad luego de la oscuridad. Inicio de algo, impulsa a crear, el despertar erótico.

    Gebo: el amor, amistad, los negocios están cerca. Simboliza la unión y los regalos. Esta runa no tiene revés, por ende es positiva.

    Wunjo: La felicidad, alegría, fin de malos tiempos. Se reafirma el amor, tiempos de victoria, armonía.

    Hagalaz: disolución, contratiempos. Sacrificios y tiempos de prueba que no deben ser malos, ya que simboliza también el despertar luego del sacrificio.

    Nauthiz: dolor, necesidad, momentos difíciles. Mayor esfuerzo en el trabajo, relaciones de pareja complejas. Frustración.

    Isa: retirada, espera, detente. No actúes, espera el momento adecuado sin ser impulsivos.

    Jera: período fértil, es la runa benéfica. Saldrán los frutos de todo lo realizado, sea bueno o malo.

    Eihwaz: defensa, decisión, paciencia para conseguir los objetivos. Desarrollo gradual de los acontecimientos.

    Perth: lo oculto, secreto o misterio. Ganancia inesperada, descubrimiento de algo que estaba oculto.

    Algiz: ayuda, protección de un ser amado o de origen divino. Nos avisa de los peligros. Nuevas oportunidades y retos.

    Sowelu: la fuerza, la totalidad. Runa de la victoria, la fuerza de la vida. No malgastes tu energía ni tu fuerza.

    Teiwaz: la prueba, el guerrero, el combate y nos garantiza la victoria siempre que nuestras intenciones sean buenas y verdaderas.

    Berkana: renacer, fertilidad. Simboliza la maduración, la madre, el parto por lo que puede indicar un embarazo o el nacimiento de una relación.

    Ehwaz: progreso, cambios de todo tipo, viajes, cambios de casa y hasta cambios en la relación.

    Mannaz: yo, el alma. Hay que reflexionar y prestar atención a nuestro interior. Es la relación con tu ser. Ser humilde será el punto de partida.

    Laguz: el agua, la fluidez, comunicación, emociones. Satisfacción de las necesidades emocionales. Tiempo de reevaluación y limpieza. Vienen cambios.

    Inguz: comienzos, fertilidad, simboliza el hogar y el legado de los hijos. Unión perfecta y complementaria. Armonía en las relaciones.

    Othala: la retirada y separación. Las relaciones que no son armónicas deben separarse. Examinar los lazos de toda índole.

    Dagaz: la transformación, los cambios importantes. Cambios de actitud radicales. Tener confianza aunque tengas que saltar al vacío.

    Odín (en blanco): lo divino y desconocido. Runa de la confianza, estás en contacto con tu destino, debes tener fe y esperanza. Es la muerte de lo que debe terminar, dejar atrás lo pasado para los nuevos comienzos.

    La lectura de tres runas

    3 runas

    Esta lectura precisa de un lugar tranquilo y debes tener muy clara tu pregunta. Se pueden utilizar en esta tirada el siguiente tipo de preguntas:

    ¿Cuál es mi situación actual? ¿Por qué no consigo prosperar? ¿Tengo algun tipo de barrera ante mí? ¿Qué debo hacer?

    Es aconsejable meditar ante la pregunta que quieres hacer incluso antes de tocar las runas.

    Las tres runas que saques representan lo siguiente, por orden:

    1. Tu situación actual. Lo que está ocurriendo ahora en tu vida.
    2. Que acción debes tomar.
    3. Tu destino. Hacia donde llegarás.