Tarot y horóscopos: ¿en qué se asemejan? ¿Diferencias?

  • Hay personas a las que le encanta que les lean el Tarot, mientras que hay otras que son más de los horóscopos. Y, aquellas que usan las dos herramientas para poder mejorar sus vidas. No hay nada mejor que tener cuanta más información y esto lo que nos ofrecen el Tarot y los horóscopos si los unimos. Nosotros, en este artículo, os queremos hablar sobre las similitudes y las diferencias entre ambos sistemas y explicaros por qué resulta genial hacer uso de ambos.

    Similitudes entre el Tarot y horóscopos

    Lo que está claro y es lo más relevante es que, tanto el Tarot como los horóscopos, nos ofrecen información de nuestras vidas que podemos usar para mejorarla. Y, cuando hablamos de mejorarla, nos referimos a buscar la manera de poder vivir más plenamente. Con ellos, podemos conocer qué sucede a nuestro alrededor, tanto para lo bueno como para lo malo. Así, tendremos la oportunidad de poder anticiparnos a los eventos que lleguen a nuestras vidas y encontrar soluciones a las adversidades.

    Además de la información que nos ofrecen sobre nuestra vida, tanto el Tarot como los horóscopos nos dan consejos sobre cómo es mejor afrontar cada situación con la que nos enfrentamos. Esta peculiaridad es muy interesante, ya que a todos nos ha sucedido, en más de una ocasión, tener que tomar decisiones y no saber cuál es la mejor. Con estos sistemas no vamos a tener el problema resuelto, pero sí nos darán pequeños consejos a tener muy en cuenta.

    Por último, es también destacable que ambos sistemas son fáciles de usar y de conseguir. Solamente debemos encontrar a un tarotista o vidente profesional que nos lea las cartas o un sitio de astrología en los que leer los horóscopos del día. En ambos casos, y como explicaremos en breve, es importante contar con sitios especializados y de referencia si queremos conseguir información certera.

    Diferencias entre el Tarot y horóscopos

    Lo primero que debemos tener claro cuando hablamos de diferencias entre el Tarot y los horóscopos es el tipo de información que se obtiene con cada uno de ellos y de donde procede esta. Por un lado, debemos tener claro que los horóscopos se basan en la astrología, mientras que el Tarot obtiene la información directamente de los oráculos. Además, también es importante destacar que mientras que el Tarot ofrece una visión mucho más amplia del presente, los horóscopos se quedan más cortos. El Tarot, así mismo, nos permite reflexionar sobre el pasado, cosa que no sucede con los horóscopos.

    Otra diferencia importante es el tiempo que debemos dedicar a cada uno de ellos. Leer los horóscopos es algo que puede llevarnos pocos minutos y es que suele ser información muy centrada. Es cierto que hay algunos que se explayan más que otros, pero siguen siendo simples y rápidos de leer. Por otro lado, una lectura del Tarot requiere de más tiempo, por lo que es algo que se debe planear. Así, no podemos pedirle a un tarotista que nos dé la información que buscamos en un minuto, pues el solo hecho de transmitirle nuestras inquietudes ya lo ocupa. Además, debemos tener en cuenta que las cartas se deben colocar adecuadamente, leerlas de acuerdo con su posición y obtener el mensaje y consejo final de la tirada. Con todo, y en función del tipo de tirada, el Tarot nos llevará un poquito más, pero la información también será mucho más concreta que la que obtenemos del horóscopo.

    Por último, es importante destacar el tiempo para el que se realizan las predicciones. En el Tarot, los mensajes de las cartas hacen referencia siempre a corto y medio plazo, mientras que los horóscopos nos permiten obtener información a un año vista, por ejemplo. Eso sí, como ya hemos mencionado, los horóscopos son muy genéricos, pues hacen referencia a un colectivo de personas nacidas bajo el mismo signo. Con el Tarot, la información es completamente personalizada.

    Encontrar los mejores tarotistas y sitios de astrología

    Para encontrar, en general, a los mejores tarotistas y sitios web de astrología solo debemos hacer unas búsquedas en Internet. Con los resultados que estas búsquedas nos ofrecen, podremos acceder a una gran cantidad de ellos.

    Sin embargo, no todos los sitios que vamos a encontrar son igual de buenos ni los profesionales que trabajan en ellos tienen la misma experiencia. Por este motivo, debemos fijarnos muy bien en la calidad del tipo de contenido que hay en sus páginas web y redes sociales, así como también en las reseñas (si las hay) de otros usuarios.