¿Qué son los oráculos? Origen, características y usos

  • Todos hemos oído hablar, en más de una ocasión, de los oráculos, las cartas del Tarot, las runas, y otros sistemas de adivinación, aunque no siempre sabemos cómo funciona cada uno de ellos. Por este motivo, en este artículo os queremos hablar de los oráculos; os contamos todo lo que debéis saber de ellos y cómo funcionan.

    Origen de los oráculos

    Lo primero que debemos saber es que los oráculos son los sistemas de adivinación por excelencia y mediante los cuales funcionan todos los demás, como pueden ser las cartas, las runas, las bolas de cristal, etc.

    El primer oráculo de la historia, conocido al menos, fue el oráculo de Delfos. Este oráculo se sitúa en el monte de Parnaso, Grecia, en el templo consagrado al máximo dios del Olimpo, Zeus. Así, se puede decir que los griegos fueron los primeros en usar los oráculos con el fin de ayudar a los gobernantes a tomar decisiones importantes para el reino. Sin embargo, también se debe decir que no todos tenían acceso al oráculo; no todos tenían acceso a sus mensajes ni podían descifrarlos. Así, este era un privilegio y una responsabilidad que quedaba para los clérigos, aquellos que tenían la habilidad de saber leer, escribir y, como no, de interpretar los astros.

    En la actualidad, son muchas las personas que hacen uso de los oráculos, es decir, aquellos sistemas de adivinación mediante los cuales se perciben mensajes sobre la vida de las personas. Se debe decir, en este punto, que los oráculos no predicen el futuro como tal. Ello es debido a que, como hemos dicho en más de una ocasión, el futuro no está grabado en fuego y que, por ende, se puede modificar. En este sentido, pues, la tarea de los oráculos es poder ver el destino de una persona en función de sus acciones, tanto pasadas como presentes, e indicar la manera en la que puede mejorar su vida.

    ¿Cómo transmiten los mensajes los oráculos?

    Para poder entender los oráculos y cuanto tienen que decirnos, aquellos especializados en este mundo emplean sistemas muy diversos: las cartas del Tarot, las runas, las bolas de cristal, etc. Por este motivo, los videntes y los tarotistas profesionales usan estas herramientas para conseguir captar toda la información que el oráculo les ofrece. Por ello, es importante encontrar siempre un vidente o un tarotista profesional cuando necesitemos de una lectura del Tarot. Ello son los únicos capaces de comprender al completo estos mensajes y hacerlos llegar de la manera correcta.

    ¿Qué sucede si me leo yo las cartas?

    Muchas son las personas a las que les gusta leerse las cartas y, la verdad, es que el Tarot es una gran herramienta para ello, pues es uno de los sistemas que se pueden usar desde el primer momento. Sin embargo, también es cierto que la experiencia que podamos tener nosotros en el uso del Tarot es un tanto reducida en comparación con la de los profesionales. Por ello, os podemos decir que, si os leéis las cartas, podéis conseguir una gran cantidad de consejos con los que mejorar vuestra vida. Sin embargo, también es cierto que hay ocasiones en los que no llegaremos a comprender los mensajes en su totalidad. Y, si la pregunta es muy importante para nosotros, es un buen momento para acudir a aquellos que pueden darnos todas las respuestas.

    ¿Cuándo deberíamos consultar con un vidente profesional?

    Cuando necesitemos mucha información, detallada y específica. Esta es la respuesta. Cuando nos encontremos delante de una situación que no sabemos cómo resolver o que sea sumamente importante para nuestra vida es cuando deberíamos buscar la ayuda de un profesional. Además de transmitirnos mejor los mensajes de las cartas, este profesional sabe qué tipo de tiradas son las adecuadas en función de nuestras necesidades. Por ello, ante complicaciones graves, una visita o una llamada a un profesional es esencial.

    Visita a un profesional o llamada

    Cuando necesitamos la ayuda de un profesional, una de las preguntas que nos viene a la mente es cual es el mejor modo de contactar con ellos y, por ende, de realizar la lectura: visita presencial o bien mediante llamada telefónica. Lo cierto es que ambas funcionan, por lo que esta decisión dependerá, exclusivamente, de nosotros. La comodidad es primordial y, por ello, debemos escoger lo que mejor nos vaya en todo momento.

    Los oráculos son aquellos que nos transmiten los mensajes sobre nuestro destino; por ello, consultarlos resulta fundamental si queremos mejorar estos aspectos que tanto nos preocupan.