Los amuletos

  • La búsqueda de la buena suerte es común para cualquier persona sobre la faz de la tierra. A menudo se busca un objeto que nos pueda brindar una sensación de seguridad y protección contra lo malo que nos pueda suceder. Los amuletos, que pueden ser de origen mineral, vegetal o animal poseen la capacidad de defendernos e impregnarnos de buenas energías. No obstante, es importante confeccionarlo cuidadosamente, pues de nada servirá si el amuleto está lleno de energías positivas pero sin canalizarse correctamente hacia nosotros.

    Existen varios tipos de amuletos, algunos pueden ser personalizados para atraer objetivos específicos: la suerte en el amor, la suerte en el dinero, suerte en el trabajo, salud, contra los malos espíritus etc., dependiendo de las necesidades de cada persona. Ayudando de esta manera a que varios aspectos de la vida puedan verse más iluminados y llenos de la buena fortuna en cada día de su vida.

    La elaboración es a base de raíces, semillas, hierbas, huesos, madera, piedras, etc., que en conjunto activan sus propiedades de vibración y energía positiva. Se tendrá que construir en días determinados junto a una carga de ritual especial, para que esta magia blanca y simpática pueda generar el objeto de poder efectivo.