La Estrella: actuar en el mundo, encontrar su sitio

  • Y si La Estrella hablara…

    “Estoy en el mundo, soy del mundo, actúo en el mundo

    estoy en mí, soy de mí, actúo en mí.

    Separada y unida al mismo tiempo,

    ínfimo engranaje de una máquina cósmica,

    colaboro, recibo y doy, absorbo y reparto.

    Mi desnudez es completa:

    ningún principio me guía,

    ni más ley que la natural”

    A. Jodorowsky

    El Arcano XVII representa al primer ser humano desnudo del Tarot. Con él comienza la aventura del ser que ha llegado a la pureza, al desasimiento, a la verdad desnuda. Más allá del mero parecer. La Estrella no tiene nada que ocultar, solo tiene que encontrar su lugar en la tierra. la actitud de La Estrella sugiere piedad y sumisión: uno se arrodilla en un Templo o en presencia de un rey o reina. Puede decirse, pues, que honra el lugar en el que se establece. Pero su rodilla apoyada en el suelo puede ser también señal de arraigo: ha encontrado su sitio en la Tierra y está en comunicación con el cosmos.

    Palabras clave para La Estrella

    Suerte - Nutrir - Sacralizar - Respetar - Fecundidad - Don - Inspiración - Feminidad - Canto - Estelar - Cósmico - Ecología - Irrigar - Encontrar su sitio - Estrella del espectáculo - La buena Estrella

    cielo-estrellado

    En una lectura

    Simbólicamente, La Estrella representa el guía espiritual que llevamos dentro, relacionado con las fuerzas más profundas del el Universo, con la divinidad. Es lo desconocido de nosotros mismos y en lo que podemos tener fe: nuestra “buena estrella”.

    Representa una etapa en la que uno encuentra sitio para actuar en el mundo, embelleciéndolo y nutriéndolo desde un lugar que uno ha hecho suyo. Incita, a veces, a no elegir entre dos opciones aparentemente irreconciliables, sino a conciliarlas. Es tradicionalmente vista como un signo de suerte, de prosperidad, de fertilidad. Simboliza la acción generosa. También se asocia con el amor divino, la esperanza y la verdad (la verdad desnuda).

    Esta carta, por su desnudez y su naturaleza estelar, también evoca a Venus, la estrella del pastor, el astro más brillante que permite orientarse en la noche.

    Inspiración personal: La Estrella en el autoconocimiento

    Una vez conocemos la significación de la Estrella, queremos hablaros de otra cualidad que hace que esta figura sea una inspiración para todos y cada uno de nosotros. Además, si lo pensáis bien, pronto veréis el vínculo entre ella y la función que ocupa en el Tarot.

    La Estrella, al igual que sucede con la Luna, son cartas que debemos tener en cuenta en nuestro día a día. Si la tomamos como referencia, cada una de ellas inspira una parte de nosotros. En este caso, nos vamos a centrar en la Estrella y debemos destacar la facilidad que tiene de brillar aun en las noches más oscuras. Si miramos al cielo, cada noche, nos daremos cuenta de que, aunque la Luna no brille y la noche sea de las más negras que hemos visto, las estrellas siempre están allí. Y esta es la parte que debemos tener en cuenta y aplicar a nuestro día a día. Sabemos que es difícil, en determinados momentos, pero nunca debéis dejar que un mal momento apague vuestro brillo. Como personas que somos, todos tenemos una gran cantidad de fortalezas y una resiliencia que, si la sabemos trabajar, nos permite salir de los caminos más complicados por los que el destino nos haga transitar.

    La seguridad: la Estrella es una figura que nos habla de ella

    Aunque ahora no lo veáis, pensadlo bien. Cuando la noche está oscura y no somos capaces de ver las estrellas, ¿qué sucede? Nada, sabemos que están allí y que, tarde o temprano, las vamos a volver a ver. Lo sabemos y tenemos la certeza de que están y brillan; que, desde otras partes del mundo, hay quienes sí las pueden ver. Esta seguridad es la misma que debemos aplicarnos. Debemos reconocer todo lo bueno que hay en otros, ser conscientes de ellos y sacar esta mejor parte a relucir: sabemos que podemos, aunque ahora no lo veamos. Cuando la Estrella nos sale en las tiradas del Tarot, parte de su significado es este. Es la capacidad de confiar en nosotros mismos, de hacer el bien, la que nos hace mover. Nos hace crecer y nos convierte en mejores personas cada día.

    La idea de los difuntos que nos dejaron: la parte infantil de la Estrella

    Por último, queremos haceros reflexionar sobre la idea de que, cuando alguien nos deja, se convierte en una de las estrellas que podemos ver en el cielo. Es una concepción que usamos mucho a la hora de explicarles a los niños el fallecimiento de los seres queridos. Así, esta “idea” no es del todo en vano. Es una idea, una creencia que nos da fe. Saca la parte infantil de la Estrella, donde vemos que podemos creer en lo que queramos y que, si lo hacemos, las cosas suceden. Y, al fin y al cabo, esto es algo que todos deberíamos tener en cuenta. Si les contamos esto a los niños para darles esperanza y fe, si la Estrella nos habla de fe y esperanza en nuestros proyectos, ¿por qué no la sabemos interpretar como tal?

    La Estrella es mucho más que una simple carta del Tarot: es una figura que nos aporta seguridad, estabilidad, fe y mucho más. Así que, cuando la veáis en vuestras lecturas, pensad en todos estos conceptos. Mirad la vida desde el punto de vista de la fe, de la esperanza y del conocimiento. Y, nunca, dejéis de creer en este niño que todos llevamos dentro. Aunque no lo parezca, escucharle nos llevará a tomar mejores decisiones y vivir mejor la vida.