Creer en la Superstición, no tiene ningún sentido.

  • gato-negro-mala-suerte

    SUPERSTICIONES

    Según el RAE la  Superstición es  “Creencia extraña a la fe religiosa y contraria a la razón”.

    Desde los inicios de la humanidad, las supersticiones ocupan un lugar significativo en nuestra vida. Pero a pesar de que siempre se han rechazado por reflejar la ignorancia de la gente, hoy día, las supersticiones siguen presentes en nuestra vida.

    Para mi la superstición es rito que ha perdido todo tu valor y como tal es mejor ignorarlo, ya que no tiene valor, como he dicho. LOs rituales y los ritos solo tienen el valor que les ponemos nosotros al invocarlos son Fe y a mor y no con las casualidades que puedes has ntas parecer tontas y crear problemas y hasta complejos muy graves como las marcas de nacimiento.

    supersticion

    Muchas de estas creencias se basan la relación causa-efecto, si algo nos sale mal da mala suerte y si por el contrario nos favorece es signo de buena suerte (es como cuando vemos que nuestro equipo tira un penalti y no miramos pensando que de esta forma meterá gol y si ocurre siempre lo haremos). Otras son meras advertencias de precaución para que no hagamos algo que pueda dañarnos.

    Fallos intrínsecos del funcionamiento de la mente que favorecen que todos los humanos cometamos el mismo tipo de asociaciones falsas entre causas y efectos. Pero no vamos a entrar en consideraciones psicológicas o freudianas sobre las supersticiones si no en las razones que nos llevan a creer en las mismas.

    Por qué el 13 ya sea martes o viernes

    _Numero-13-mala-suerte

    En la Última Cena de Jesucristo había doce apóstoles y Jesús. Se considera a Judas el traidor como el número 13. La Cábala enumera a 13 espíritus malignos, al igual que las leyendas nórdicas; en el Apocalipsis, su capítulo 13 corresponde al Anticristo y a la Bestia. También una leyenda escandinava cuenta que, según la misma tradición, en una cena de dioses en el Valhalla, Loki, el espíritu del mal era el 13º invitado.

    El viernes fue crucificado Jesucristo y el martes 13 de mayo de 1453, 800 soldados y 15 embarcaciones enviadas de Génova, Venecia, y del mismísimo Vaticano, cayeron ante los musulmanes.

    Siete años de mala suerte para quien rompa un espejo

    El siete representa un ciclo de vida; de ahí se deduce que el espejo, objeto que refleja la apariencia de una persona, y, por tanto, de su estado de salud, auguraba siete años de enfermedad o de mala suerte si éste se rompía

    Encontrarse un gato negro

    Los egipcios adoraban a los gatos y castigaban a los que se atrevían a matarlos. En la Edad Media, sin embargo, los gatos negros fueron asociados con las brujas y con Satanás.

    Caminar bajo las escaleras

    Una escalera apoyada en una pared forma un triángulo con la pared y el suelo. Este triángulo simboliza la Santísima Trinidad, y entrar en un recinto sangrado es una ofensa.

    Tocar madera da buena suerte

    Un posible origen tiene que ver con los trozos que se conservaron de la Santa Cruz. Otro, proviene de Estados Unidos, donde hace 4.000 años los indios veneraban al roble como la morada de los dioses. Este material simboliza también la protección maternal y aleja el peligro.

    Resumiendo, ni somos Judas, ni nos embarcamos en una cruzada contra los musulmanes. El espejo si se nos rompe sí que es mala suerte porque tenemos que comprarnos otro, el gato negro  ni es brujo ni satanás y como pasó con la peste negra, al matarlos las ratas la propagaron con más facilidad. Al pasar por debajo de una escalera puede que nos caiga pintura y al tocar madera puede que se nos clave una astilla.

    Así podríamos continuar con los cientos de supersticiones que existen en todo el mundo y concluir que la mayoría de las supersticiones no dejan de ser actos reflejos de nuestro subconsciente, pero como como se dice en Galicia, “no creo en las meigas pero haberlas haylas”, no creo en las supersticiones pero por si acaso las evito.

    cfb_183919