¿Cómo conectar con las cartas del Tarot?

  • Cartas del Tarot        

    Conectar con las cartas del Tarot puede no ser fácil para algunas personas. Lo cierto es que no es suficiente con comprar un mazo para ponernos a leer las cartas. Si sientes que eres incapaz de conectar con tus cartas del Tarot, aquí te contamos algunos motivos y cómo puedes solucionarlos.

     

    Conectar con las cartas del Tarot: 5 maneras de hacerlo

      Si has comprado un mazo del Tarot, pero sientes que no hay una conexión con las cartas, es posible que no hayas comprado el adecuado. Por ello, siempre es mejor evitar comprar aquellas cartas que no podamos ver, que no podamos tener cerca y que no podamos tocar. Esta es una de las principales causas de los bloqueos con el Tarot: no tener el mazo adecuado. Por este motivo, nosotros siempre recomendamos que vayáis a una tienda física o compréis en aquellas en las que se puedan devolver los productos. Veamos otras formas en las que podemos conectar con nuestra baraja.  

    1-. Dejadla respirar

    Si veis que, al primer momento, no conectáis con el mazo, es posible que no sea una falta de conexión como tal, sino una mezcla de influencias. Hay quien habrá tocado este mazo antes, por lo que puede ser que no acabe de coger vuestra esencia. En este momento, lo mejor que podéis hacer es dejar las cartas unos días; dejadlas reposar fuera de la caja y, si puede ser, a la luz de la luna llena.  

    2-. Llevadla con vosotros unos días

    Otra buena manera de intentar mejorar la conexión con vuestras cartas es llevándolas con vosotros. Es decir, ponerlas en una bolsa y llevadlas siempre cerca. Así, vuestra esencia se impregnará en ellas y, con unos pocos días, podréis ver si ya os sentís mejor con ellas. Eso sí, cuidado con que no se rompan o se doblen, no las saquéis de su caja. Es importante que las cartas se mantengan en buen estado tanto como sea posible.  

    3-. Conexión natural

    También podéis buscar una conexión natural con las cartas. Iros a un sitio en el que podáis estar tranquilos en medio de la naturaleza y probad de hacer vuestras lecturas. Si veis que, en este ambiente, conectáis con las cartas, entonces el problema no es tanto vuestra conexión, sino el sitio en el que las uséis. Si este es vuestro caso, es mejor que cambiéis el sitio en el que soléis hacer las lecturas. O, si necesitáis estar en este espacio, que lo adecuéis. Buscad rituales para limpiar el aura, rituales que os ayuden a estar más en paz, utilizad incienso, etc.  

    4-. El libro de las cartas también puede ser

    Si soléis leer las cartas, los libros que las acompañan pueden no ser los mejores aliados. Los libros que las acompañan están pensados para aquellos que empiezan con el Tarot. Es posible que, si ya no sois nuevos en ello, el libro tenga “un nivel más bajo”. Para intentar solucionar este problema es esencial separar el libro del mazo. Lo podéis guardar en cualquier sitio por si alguna vez debéis consultarlo, pero separado de las cartas. De este modo, las cartas no estarán tan influenciadas por el libro y, seguro, empezarán a funcionar mucho mejor.  

    5-. Deja esta baraja reposar unos meses

    Por último, si no acabáis de conectar con vuestra baraja del Tarot, podéis intentar, simplemente, guardarla en un lugar seguro y buscar otra, pero que sea un tipo de Tarot diferente. Así, por el momento podréis usar este nuevo Tarot y dejáis de lado un tiempo las otras. Casi seguro que, pasados unos meses, cuando la volváis a coger, conectaréis mucho mejor. Ahora, ya conocéis algunos de los motivos por los que no acabáis de conectar con vuestras cartas y cómo podéis intentar solucionarlo. Os animamos a que pongáis estos consejos en práctica y veréis que, pronto, conectaréis con este mazo tan especial para vosotros.