Qué esperar de tu carta astral

  • aspectos

    “Astro inclinant, non necessitant” (los astros inclinan pero no obligan)

    Una Carta Astral es una instantánea del cielo al momento del nacimiento de una persona, que permite conocer aspectos claves de la personalidad y sirve para comprender lo que le sucede en la vida. Es un diagrama en dos dimensiones que nos muestra la configuración astronómica del sistema solar. Como si se parara el cielo y un astrólogo tomara una foto de los planetas desde la Tierra.

    La Carta Natal, por tanto, es el estudio de la personalidad. Es muy importante, porque es habitual, que la visión que tenemos de nosotros mismos, venga de las proyecciones de los demás: mamá dice, papá dice, la sociedad, la pareja dice y muchas veces, no es la realidad de quién somos nosotros verdaderamente. Es una herramienta de autoconocimiento que lee la relación de los planetas que hay en el momento de nacer. Es única y original para cada persona y dibuja el plan de vida de la persona que la consulta: talentos, defectos, gustos, manera de ser y reaccionar, habilidades de la personalidad ocultos y potenciales desaprovechados, entre otros aspectos.

    Simbólicamente se podría decir que es una propuesta que nos hace un universo vivo, para el desarrollo evolutivo de nuestra conciencia, para que vivamos el amor más plenamente y para que realicemos nuestros potenciales creativos.  Sin embargo la propuesta será sometida al libre albedrío del ser humano y por eso, se dice que es una orientación para tomar buenas decisiones, llevar la vida con una comprensión más significativa y tomar conciencia sobre la cualidad del tiempo.

    La carta natal es la forma en que venimos al mundo. Es exactamente el mapa del cielo de nuestro nacimiento. A lo largo de la vida aprenderemos a manejar todas estas energías, tendencias o impulsos. Explotaremos unas potencialidades mientras que otras permanecerán ocultas; seremos educados, moldeados e influenciados por la sociedad, por la familia y por el entorno, todo ello sin dejar de lado las características genéticas heredadas por cada individuo, la memoria histórica y un largo etcétera.

    Influye también la capacidad de cada uno para reconocer todo lo mencionado no solo en sí mismo sino también en los demás. A veces nos identificamos con otros o sintonizamos con ellos. Otras veces los rechazamos sin considerar la posibilidad de que lo que percibimos en ellos forme parte de nosotros mismos.

    Para entender la naturaleza de las interpretaciones astrológicas veamos este ejemplo: Si transitas por un barrio peligroso, hay altas posibilidades de que seas agredido y si es de noche, las probabilidades aumentan notablemente. Pero no por eso se puede decir con certeza que vas a ser atacado. Asimismo, la astrología tampoco puede determinar los resultados, pero permite orientarnos acerca de las inclinaciones, tendencias y potenciales en diferentes áreas de la vida.

    carta-astral

    Cosas que puede hacer la Carta Astral personalizada:

    • Descubrir rasgos de nuestra personalidad y comportamiento: ¿Eres líder o seguidor? ¿Te gusta la acción o prefieres soñar despierto? ¿Te sientes diferente porque prefieres pasar más tiempo con tu familia que con tus amigos? Tal vez sea parte de tu naturaleza y no tienes de que preocuparte. Estas y muchas otras características de la personalidad pueden ser reveladas a través de la astrología.
    • Identificar nuestras habilidades: Tu padre es médico y tu abuelo también lo fue. Se supone que debes seguir la tradición pero algo te hace vacilar. La astrología puede ayudarte a reconocer tus aptitudes para una profesión, un deporte o un arte y a descartar otras actividades que no son muy afines contigo.
    • Identificar el rol de las personas de nuestra vida: Podemos conocer el aporte e influencia que tienen en nosotros las personas con que nos relacionamos. Así seremos capaces de modelar conscientemente dicha relación y maximizar el beneficio para ambas partes.
    • Mejorar la comunicación con los demás: Cada persona tiene diferentes formas de razonamiento y expresión. Los conflictos interpersonales se deben, en gran medida, a problemas de comunicación. Reconocer los estilos comunicacionales de tus interlocutores y perfeccionar el tuyo, va a mejorar notablemente tus relaciones.
    • Entender las motivaciones propias y de los demás: Dice la sabiduría popular que no se le puede pedir peras al olmo y ciertamente es así. Hay quienes se centran mayormente en su familia, otros en pertenecer a un grupo social, otros se centran en sí mismos.
    • Escoger tus relaciones: Pueda indicar niveles de compatibilidad y complementariedad entre las personas. Esto puede ayudarte a elegir tu pareja, tus socios de negocio, tus empleados, tus compañeros de hobbies y mucho más. En India se arreglan muchos matrimonios por compatibilidad astrológica.
    • Conocer las áreas fuertes y débiles en la vida: La carta astral, a través del sistema de casas, puede orientarte para maximizar tu desempeño en temas como las finanzas, el amor, el trabajo y mucho más.
    • Apoyo en la toma de decisiones: Muchas veces nos encontramos ante una disyuntiva y necesitamos recomendaciones o una visión más clara, para tomar decisiones. La carta astral puede ser un buen referente para esclarecer los escenarios y estimar las consecuencias de cada uno de ellos.
    • Anticipar situaciones potenciales: La carta astral puede mostrar las tendencias energéticas a futuro. Pueden ser oportunidades para desarrollar nuevos emprendimientos, o bien pueden ser alertas con relación a posibles complicaciones u obstáculos que podrían presentarse. También se puede utilizar para elegir el mejor momento de celebrar un acontecimiento determinado: una boda, la apertura de un local comercial, etc.

    Cosas que NO puede hacer:

    • Predecir el futuro: Hay muchas técnicas astrológicas que, con precisión variable, realizan estimaciones del futuro, pero no hay certeza de que ese futuro ocurra en realidad, aunque tenga una probabilidad muy alta. El simple hecho de conocer el futuro, conlleva la posibilidad de alterarlo.
    • Vivir mi vida por mí: La carta astral no puede hacer las cosas por ti. Si un astrólogo identifica que tienes grandes posibilidades de ser un gran músico, aun así debes estudiar y practicar para hacerlo realidad.
    • Sustituir mi libre albedrío: Muchos astrólogos dicen que los astros inclinan pero no obligan, pero a veces el consultante se toma las cosas literalmente. Siempre puedes intentar lo que quieras en tu vida, independientemente de que tengas o no, el visto bueno de la astrología. Tú eres el artífice de tu realidad.

    Quienes la consulten podrán mirarse desde una perspectiva más holística, como parte de una totalidad, que propone ser parte de ella y que asigna una misión, dentro de un gran propósito que no alcanzamos a comprender, pero del cual podemos sentirnos parte.