La Noche más larga: Luz y Magia en el Solsticio de Invierno

  • sol-portada-blog

     "En mitad del invierno encontré en mí un verano invencible". Albert Camus

    Esta noche será la más larga, en algunos puntos del planeta el Sol no saldrá porque hoy, 21 diciembre a las 17:28, llega el invierno y la puerta a esta estación es el Solsticio de Invierno que con la noche más larga del año nos abre la vida hacía los días más largos. Después de esta noche la luz solar volverá a crecer en el firmamento representando el circulo eterno de resurrección. Hoy muere un año y comienza uno nuevo de forma astronómica.

    No es extraño, por tanto, que innumerables culturas utilicen estas fechas para celebrar un nacimiento. Tanto la cultura judeo-cristiana, como los cultos a Mitras, Horus, los romanos con sus "Saturnalias" o los celtas y mayas conmemoraron el nacimiento de sol a finales de diciembre.

    solsticio-de-invierno-en-el-hemisferio-norte-jpg

    Es el día en que el Sol se ve en su punto mas bajo en el horizonte, y, además, su posición al medio día parece ser exactamente la misma durante varios días, antes y después del solsticio, de ahí su nombre, que viene de las palabras en Latín SOL y STITIUM (detener, hacer un alto). Después del Solsticio de Invierno los días se van haciendo mas largos y las noches mas cortas.

    El Solsticio de Invierno se da cuando el Sol llega a su punto mas bajo en el horizonte, que es cuando el Sol brilla sobre el Trópico de Capricornio (en el Hemisferio Norte).  Coincide con la entrada del Sol al signo de Capricornio.

    solsticio-invierno-stonehenge_1200x750

    Hace miles de años esta fecha era un momento de celebración para los paganos: se celebraba en el Stonehenge y en las profundidades de los bosques germanos en forma de rituales y festivales. En Guatemala se sigue celebrando hoy en día a través del ritual de la «Danza de los voladores», en los que varias personas giran y danzan en torno a una estaca. Para muchas culturas antiguas, que tenían que luchar contra largos y duros inviernos, el solsticio de invierno era un momento clave en el que la luz y la vida derrotaban a la oscuridad y a la muerte asociadas al invierno. Era el momento a partir del cual se podía conseguir más comida en los ríos y en los campos, y había que celebrarlo, venerando al Sol a través de sacrificios u otro tipo de rituales.

    RITUAL PARA EL SOLSTICIO DE INVIERNO

    advent-234462_640

    Entorno a esta simbología cíclica de la naturaleza de la vida, se aprovecha el momento del solsticio para “detenerse”  y examinar todo aquello que queremos dejar atrás para limpiarlo y prepararnos para recibir todas las cosas buenas que confiamos nos traiga el nuevo año. Un muy conocido y utilizado ritual consiste en dar entrada durante el solsticio al espíritu de la navidad, mediante un sencillo ejercicio de visualización, que se puede realizar solo o en familia. Encendiendo unas velas y visualizando como la Luz llega a nuestro interior, siendo conscientes que la Luz siempre vence a la Oscuridad como nuestro sol siempre sale invicto. El Sol Invictus de los romanos, una celebración del triunfo de la luz sobre la oscuridad, la natalidad del Sol Invicto, deidad de la luz con la que se identificaban.

    SATURNO, CAPRICORNIO Y EL SOLSTICIO DE INVIERNO

    Este año el solsticio coincidirá casi con el ingreso de Saturno a Capricornio, lo cual ocurrirá en 19 de diciembre. Saturno es tradicionalmente el dios y planeta que rige esta oscura temporada invernal, siendo para los astrólogos el planeta que tiene su domicilio en Capricornio. Saturno permanecerá en este signo por 3 años. Los romanos también celebraban las fiestas de Saturno, las Saturnalias, en el solsticio de invierno o en las fechas próximas.

    Con la entrada de Saturno en Capricornio es el momento de asumir responsabilidades. Tendrá la capacidad para poder concretar y materializar aquello que se proponga, pero podrá hacerlo con una mirada a medio y largo plazo, en esto sí que es bueno Saturno. Nos ayudará a ser más realistas y a saber cuáles son nuestros límites. Como maestro que es, todas aquellas estructuras que no tengan una buena base nos obligará a rehacerlas. Nos enseñará y mostrará que los recursos de la tierra no son ilimitados y que debemos tener un consumo responsable. A nivel personal  valoraremos el esfuerzo de las cosas. Nos ayudará a saber cuáles son nuestros límites y a poner barreras para aquello que no nos hace bien. Seremos conscientes de lo que cuestan las cosas y les daremos el valor que tienen. Nos ayudará a mirar hacia el futuro, a hacer planes a largo plazo y a hacer una hoja de ruta que nos ayude a conseguir lo propuesto. Nos ayudará a concretar nuestros objetivos profesionales y seremos un poco más ambiciosos. La mirada al futuro también tendrá una visión sobre lo material, necesidad de ahorrar. Nos puede costar un poco más mostrar nuestros sentimientos.

    El solsticio así como la llegada del invierno parece ser la operación interna a la que se nos llama en esta fecha, si seguimos el ritmo de la naturaleza y nos aliamos a su proceso, una mirada a nuestro interior a nuestra oscuridad, a lo que verdaderamente anhela nuestro espíritu será la mas reconfortante manera de sacar el mejor partido al nacimiento del sol y ala entrada en el invierno.

    ¡Feliz Solsticio de Invierno a todos!